A la opinión pública

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

A la Opinión Pública:

El Instituto Mexicano de Fibroindustrias, A.C. (IMFI), la Asociación de Fabricantes de Tuberías de Concreto, A.C. (ATCO) y la Asociación Mexicana de Industrias de Tuberías Plásticas, A.C. (AMITUP) reiteramos nuestra disposición para cumplir a cabalidad con las normas nacionales e internacionales, en especial las normas ISO y ASTM, que rigen los mercados mundiales de producción de tubos para la construcción de sistemas de alcantarillado sanitario municipal.

Tomar como base que las normas internacionales para la regulación en nuestro país garantizan el desempeño, hermeticidad, calidad y vida útil de los productos, además de permitir la libre competencia entre los fabricantes de tuberías de diversos materiales.

En ese sentido, reprobamos el actuar de aquellas empresas que han venido promoviendo normatividades que responden únicamente a sus intereses particulares ya que sus productos no cumplen con los principios de calidad, seguridad y hermeticidad establecidas en las normas internacionales.

En particular, la empresa ADS Mexicana SA de CV, que usa la NMX-E-241-CNCP-2009 , la cual fue emitida sin el consenso de la industria del drenaje y alcantarillado sanitario y sin cumplir con el procedimiento establecido en la Ley Federal sobre Metrología y Normalización, lo que ha generado diversas inconformidades de este sector.

Dicha norma, se aleja de los principios de calidad, hermeticidad, vida útil y desempeño, provocando que su aplicación genere cuantiosos daños económicos para la infraestructura pública construida con estos productos sin ningún tipo de garantía.

Sin ningún éxito, la empresa ADS Mexicana ha emprendido una serie de presiones a la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), generando diversos procedimientos administrativos y judiciales, e incluso denuncias penales para que dicha Comisión permita que sus productos sean certificados y avalados conforme a la NOM-001-CONAGUA-1995, a pesar de que sus productos no cumplen con las condiciones de esta norma, la cual establece las características que debe cumplir la tubería para garantizar la calidad, vida útil y desempeño para evitar que se contaminen los mantos acuíferos, se afecte la salud de las personas, o sus bienes y el medio ambiente.

Por ello, apoyamos abiertamente todas las acciones que la CONAGUA ha emprendido para homologar la normatividad Nacional con la Internacional e impulsar los instrumentos regulatorios y normativos que contribuyen a evitar la contaminación de acuíferos por fugas en los ductos de conducción de aguas residuales, y al mismo tiempo evitar daños económicos en perjuicio de la población.

Estas medidas entrañan grandes beneficios ambientales al preservar la calidad del recurso hídrico, particularmente, de nuestra agua subterránea que abastece a la población.

Finalmente externamos nuestra disposición para ajustarnos a los estándares internacionales y del mercado nacional de producción de ductos que se utilizan para el drenaje sanitario.

Así como nuestro apoyo para fomentar el desarrollo de la industria del drenaje y alcantarillado sanitario en nuestro país, a través de la producción de tuberías de alta calidad, durabilidad y hermeticidad.